El Salvador en La Red 92

Navegando en el Web

Dirección en Internet: http://www.bmi.gob.sv
Publicada por: Banco Multisectorial de Inversiones

A veces conocido como un "banco de segundo piso", puesto que, como dice en su presentación, "el BMI provee créditos a Instituciones Financieras, las cuales a su vez trasladan estos recursos a los usuarios finales", el BMI es también ahora un banco del "ciber piso", gracias a su sitio Web.

El contenido se halla en español y en inglés, y contiene las secciones de presentación ("quiénes somos"), Mensaje, Misión, Productos, Créditos, Finanzas, Enlaces, y el espacio para establecer contacto con el Banco.

Los productos y servicios del BMI se clasifican en Proyectos Especiales, Títulos Valores y Programas de Crédito. Entre los proyectos especiales, se encuentra el CENTROMYPE, para apoyar a los micro y pequeños empresarios; desarrollo de proveedores en el subsector café; la capacitación; y el apoyo a los clusters organizados por el Ministerio de Economía.

Dentro de los títulos valores, se hallan los Certificados de Inversión CIBMI1 y los pertenecientes al "Papel Bursátil para el Desarrollo (PBDES)". En cuanto a los programas de crédito, el BMI cuenta con siete Programas de Financiamiento como apoyo a sectores de vital importancia para el desarrollo del país. En cada uno de ellos es posible descargar información, vía FTP, sobre las líneas específicas de cada programa.

Se presenta la situación crediticia, en forma gráfica, por programa y por institución intermediaria, así como algunos proyectos financiados. De igual forma, el visitante puede conocer los estados financieros, la calificación de riesgo (la que es muy favorable), y el informe de los auditores independientes. Esta es la "solidez que genera progreso". Y hoy todos podemos conocer más de esa solidez.

 

Conversaciones en Línea

Educación en línea

Los métodos de enseñanza y aprendizaje formal no han cambiado mucho desde que los centros educativos, con la denominación que fuera, surgieran. Requiere de mucha creatividad el dejar el esquema tradicional de un profesor al frente de una grupo de alumnos, y una comunicación unidireccional de conocimientos y experiencias.

La educación en línea (en inglés, e-education), o por medios electrónicos de telecomunicación, puede realmente apoyar y mejorar radicalmente ese esquema tradicional, al hacer uso de herramientas tecnológicas modernas, sin por ello perder la calidad o los demás elementos de una educación completa.

Algunas de las características que hacen diferente la educación en línea son la adaptabilidad para que los maestros diseñen sus cursos haciendo uso de las varias tecnologías disponibles, tales como el fomento de las comunicaciones e interacciones en foros y grupos de discusión, la adición complementaria de audio y vídeo, libretas de calificaciones electrónicas individuales, espacios de trabajo colaborativo, conexiones con bibliotecas electrónicas, exámenes interactivos, incluyendo realimentación, etc.

Adicionalmente, los cursos, tutoriales y otros ofrecimientos didácticos pueden ser muy fáciles de usar, pues cada vez más nos acostumbramos a ciertas convenciones; hay una disponibilidad permanente de los cursos, lo que posibilita una amplia libertad de espacios y horarios; y se cuenta con una gran capacidad de crecimiento.

Rafael Antonio Ibarra Fernández
ribarra@di.uca.edu.sv