El Salvador en La Red 76

Navegando en el Web

Dirección en Internet: http://www.harvest.org.sv
Publicada por: Harvesting In Spanish

Los movimientos humanitarios no tienen fronteras, ni conocen demasiado de idiomas. Tampoco se hallan aislados de utilizar los medios a su alcance para hacer llegar su mensaje. Este es el caso de la organización Harvesting In Spanish (HIS, o Cosechando En Español, que sería su traducción al castellano).

De acuerdo a su sitio Web, que se halla completamente en inglés, esta organización humanitaria cuida a 70 niños y niñas en su Hogar Infantil Shalom, ubicado en Santo Tomás, a media hora de la capital. La edad de los niños y niñas va de recién nacidos hasta 21 años, y reciben albergue, vestimenta, alimentación, atención médica, educación y capacitación en habilidades para la vida, en un ambiente cristiano.

En este sitio Web se halla la descripción e historia de este movimiento, información sobre el Hogar Infantil, distribución de literatura, oportunidades de equipo, oportunidades misionarias, y una declaración de fé. Además, se proveen los vínculos para enviar correo electrónico, un espacio para noticias y la posibilidad de patrocinar un niño.

El esfuerzo realizado es valioso, pues produce resultados tangibles, gracias a los aportes de diferentes personas que se enteran del programa por medios como este sitio en la Red. Como muchas buenas obras, este organización puede no ser muy conocida, pero logra extender sus beneficios gracias a una buena cantidad de beneficiarios anónimos, muchos de ellos fuera de nuestro país.

Adicionalmente, HIS también distribuye en El Salvador literatura que incluye Biblias, libros, material para las escuelas dominicales y música cristiana, proveyendo a más de 25 librerías en el país. Así mismo, se invita a equipos de trabajo o a personas, en forma individual, como voluntarios, para que vengan al país a contribuir más directa y activamente con la misión de esta organización.

 

Conversaciones en Línea

PGP (Pretty Good Privacy)

Si algo tiene valor, real o percibido, es presumible que alguien, además del dueño original, tendrá también interés en tenerlo. Esto es cierto en el caso de la información, y cuando viaja por un medio que circunda el planeta, como es el caso de Internet, las posibilidades de obtener y proteger tal información toman matices particulares.

Uno de los productos más populares para cifrar o encriptar un mensaje o una información enviada por la Red es PGP, que significa "Pretty Good Privacy", es decir, "Privacidad Bastante Buena". PGP es un sistema de Encriptamiento de Clave Pública. Fue desarrollado por Phillip Zimmerman, es gratuito y se puede obtener de varios sitios en Internet.

En los sistemas tradicionales, tanto el emisor como el receptor del mensaje deben tener la misma clave, lo que significa que se le debe hacer llegar esa clave a la persona que recibirá el mensaje, sin que caiga en las manos de un extraño en el camino. PGP solventa este peligro utilizando lo que se llama un Sistema de Clave Pública.

Se tiene una clave para encriptar un mensaje y una clave diferente para descifrarlo. Lo que se hace es enviar la clave de encriptamiento a todas las personas que deseamos que nos envíen mensajes -esta es nuestra Clave Pública-, y mantenemos la clave de descifrado con nosotros, segura en nuestro disco duro -esta es la Clave Secreta-. La clave pública no puede ser usada para desencriptar el mensaje, o para deducir la clave secreta, aun en el caso de que se conozca el algoritmo de generación de la clave.

El código fuente del programa PGP puede obtenerse también de Internet. Aun así, es imposible deducir la clave de cualquier persona, lo que convierte a PGP en una buena alternativa para proteger la privacidad de nuestros mensajes.

Rafael Antonio Ibarra Fernández
ribarra@di.uca.edu.sv