El Salvador en La Red 115

Navegando en el Web

Dirección en Internet: http://www.laceiba.com.sv
Publicada por: Editoriales La Ceiba

Editoriales La Ceiba ha ido ganando cierta posición de mercado en el rubro de la distribución de libros en nuestro país. Mantener un sitio Web es un elemento que en la actualidad, y dada la previsible forma de hacer negocios, contribuye a mejorar ese posicionamiento comercial.

La mejor manera de conocer qué es esta empresa, es leyendo en su propio sitio Web, en su sección Qué es La Ceiba?: "Editorial La Ceiba nace después de la firma de la paz con el propósito de llenar un vacío existente por muchos años en El Salvador, cuando el libro era considerado artículo de lujo. Nace La Ceiba con la fuerza de las grandes empresas, importando libros de España, México, Argentina y otros."

Pero La Ceiba no se limita a vender libros. También ofrece los servicios a centros educativos de: a) Talleres de animación a la lectura para maestros, padres de familia y alumnos; b) Seminarios de capacitación para bibliotecarios; y c) Asesoría y capacitación para la enseñanza académica desde Parvularia hasta el nivel universitario.

Entre las secciones de este sitio Web se hallan Búsqueda, Cómo comprar, Recomendaciones, Niños, Talleres de lectura, Colegios, Distribuidores y Qué es La Ceiba? Adicionalmente, se pueden conocer las ofertas y promociones de la semana, así como enviar un correo electrónico a la Editorial con preguntas o comentarios. La sección de Niños es particularmente atractiva, creativa e ingeniosa. No se la pierda.

Una de las posibilidades ofrecidas por este sitio es la de registrarse y colocar ordenes de compra por este medio, que incluye el manejo de un carrito de compras, característico de los sitios de comercio electrónico.

 

Conversaciones en Línea

¿Es usted ciberadicto?

Si está leyendo esta columna y esta página semanal, se puede presumir con un alto nivel de certeza que también es un(a) navegante del ciberespacio, con pocas o muchas horas de "vuelo" en su haber. Precisamente uno de los objetivos de este espacio periódico es hacer más fácil, interesante y sugestiva esa incursión en esos sitios virtuales, cercanos o remotos físicamente, pero muy accesibles gracias a Internet.

No utilizar esta tecnología a estas alturas es desaprovechar una de las oportunidades más singulares para aprender y conocer. Pero el otro extremo, el de necesitar estar en línea o "conectarse" en forma desesperada, también puede ser nocivo.

Recientemente, se condujo un estudio que intentaba medir hasta qué punto la "necesidad" de conectarse a Internet podía ser comparable a otras adicciones, como las drogas, el alcohol o el juego compulsivo.

El estudio se realizó con 496 personas de ambos sexos que eran grandes usuarios de la Red. De éstos, se determinó que 396 (el 80%) clasificaban como dependientes. Para ser clasificados como tales, debían cumplir al menos cuatro de diez criterios utilizados. Entre estos criterios se hallaban: mentir a los demás miembros de la familia sobre el tiempo que se mantenían en línea; ansiedad o depresión creciente cuando no estaban conectados; inhabilidad para controlar el uso de Internet; y uso persistente aun a pesar de haber gastado mucho en cuentas de conexión.

Además, se encontró que el uso patológico de Internet puede afectar la vida académica, social, financiera y laboral de estas personas, del mismo modo que lo hacen las adicciones al juego o al alcohol.

Como en muchas aficiones, la moderación es la mejor consejera: Si navega no se exceda, y si se excede... pues a pagar la cuenta.

Rafael Antonio Ibarra Fernández
ribarra@di.uca.edu.sv